Café con Almudena Benavente García

Hoy charlamos en el café de la tarde con Almudena Benavente.

Licenciada en Filología Inglesa por la Universidad de Granada y Máster en Gestión de Eventos y Comunicación Corporativa por la Escuela Internacional de Protocolo.

Forma parte del equipo humano de la cadena Meliá Hotels International (2013), habiendo desarrollado su trabajo en el ámbito del turismo  en Ayamonte (Huelva), Tenerife, Sierra Nevada (Granada) y Chiclana de la Frontera (Cádiz).

Se podría decir que es una auténtica JASP (joven, aunque sobradamente preparada). Granadina, cosmopolita, enérgica, de carácter amigable y cariñoso, aunque fuerte y decidida. Una gran profesional que domina varios idiomas como el alemán o francés, además del inglés,  y en cuyo perfil se unen capacidades del ámbito del protocolo, los eventos y el turismo -música celestial para nuestros oídos-. ¡¡Vamos a ello!!

 

 

Almudena Benavente

 

Almudena, ¿crees que esa mezcla de capacidades en tu perfil ha sido un hándicap a la hora de seleccionarte para trabajar en Meliá?

Primero de todo, gracias por pensar en mí y darme la oportunidad de compartir los pocos conocimientos que tengo sobre el tema, en este café contigo. Y sobre todo, por las palabras que me dedicas, no le digas a nadie que somos familia!! [risas]

He de decir que empecé en la empresa gracias a un curso que impartía Meliá junto con la Junta de Andalucía. En el proceso de selección solicitaban ser diplomado en turismo, así como hablar inglés y alemán. Por suerte, mi inglés es bastante bueno y de los 15 seleccionados era la única que hablaba alemán, así que supongo que inclinaba la balanza a pesar de no ser de la rama del turismo propiamente. Muchas veces, a la hora de elegir a una persona para un puesto, los jefes apenas reparan en muchos datos del CV del solicitante, por lo que se fijan en los idiomas, la experiencia en el sector y, por supuesto, las referencias de jefes anteriores. En Meliá Hotels International buscan personas que tengan un perfil de amplio espectro, gente que tenga ganas y que no se conforme, por lo que creo que el hecho de que mi curriculum sea el de una persona polivalente me ha llevado al lugar que estoy hoy.

 

Esta profesión es muy vocacional y parece que en casa la llevamos impresa en el ADN. Intentaré no presumir de que eres mi prima hermana…

¿Cómo ves la industria de eventos puesta en relación con la hostelería? ¿Crees que existe un crecimiento en el sector?

Como has visto, mi paso por Meliá desde mayo de 2013 ha incluido varios hoteles (todos de temporada, ya sea invierno o verano). Me he dado cuenta que depende mucho del tipo de hotel y de la zona el hecho de que haya más o menos eventos. Por ejemplo, en Meliá Sierra Nevada (así como en Meliá Sol y Nieve) se trabaja mucho con el turismo de incentivos, por lo que tenemos muchos grupos, especialmente extranjeros, que vienen al hotel a pasar unos días realizando actividades variadas (no sólo del ski vivimos), así como reuniones. Ahora que estoy pasando tiempo aprendiendo de mis compañeros del departamento de Ventas, hay muchas cosas que organizar para estos fines de semana de grupos, todo debe estar atado al mínimo detalle. Este verano pasado, aunque en Sol Sancti Petri no podemos realizar ese tipo de eventos por falta de espacio, sé que en los hoteles de la zona se han realizado bodas y comuniones, pero observo más interés para los eventos de incentivos.

Sí puedo decir que he observado un crecimiento en la relación eventos y hostelería; no sólo en el hecho de realizar los eventos en los mismos hoteles, sino que, aunque el evento se realice en un espacio externo, los hoteles vemos un crecimiento en las pernoctaciones durante dicho evento. Nos beneficiamos unos de otros.

 

Hotel Burj Al Arab, Dubai

 

¿Qué grandes diferencias has encontrado en la forma en que hacemos turismo hotelero en España y en tu experiencia en otros países?

Para empezar, el idioma [risas]. Es decir, en España estamos obligados a hablar al menos inglés. Se exige que hables inglés, siempre piden algún idioma más con buena base, y se valora un tercero. Mis viajes últimamente son muy escasos, pero en Inglaterra, a menos que el recepcionista sea español, sólo te hablan en inglés. En Alemania, alemán o inglés (aunque sí debo decir que algunos chicos de la recepción chapurreaban el español). La diferencia es que aquí lo exigimos a nuestros equipos.

Cuando viajo, suelo dormir en hoteles de la compañía, por lo que los valores y la forma de trabajar es siempre muy parecida. La principal diferencia es que nosotros vivimos del turismo, siempre ha sido y es una forma de vida en España, atraemos y mimamos a nuestros clientes extranjeros. Sin embargo, veo que otros países son relativamente jóvenes en este sector, es un sector más dentro de su círculo empresarial, ellos viven de otros sectores.

Los organizadores de eventos, cada vez más, demandamos espacios singulares y sostenibles para nuestros clientes. Partners que incluyan acciones para minimizar el daño al medio ambiente.

¿Crees que la industria hotelera está al día en desarrollo sostenible y RSC?

Justo ahora estoy realizando cursos obligatorios por parte de la empresa, y uno de ellos trata este tema. Hablando desde mi experiencia en Meliá Hotels International, puedo decir que desde la empresa se mira mucho el tema medioambiental. Por ejemplo, aunque la limpieza de habitaciones es diaria, el cambio de sábanas y toallas se hace cada dos días, en los hoteles de playa que ofrecen toallas a sus clientes para la piscina se indica que el cambio es cada cierto tiempo y algunos incluso cobran 1€ simbólico para minimizar esa limpieza (aunque parezca mentira, a algunas personas les cuesta dar ese eurito). En los miniclub se hacen actividades con los niños sobre reciclaje, huertos ecológicos…

Por otro lado, estamos empezando a implantar en el uso de los departamentos folios reciclados, así como bolígrafos ecofriendly que se fabrican a partir de materiales reciclados, los cuales también se aportan a los grupos que realizan reuniones en nuestras salas. En las habitaciones ya se usan menos los amenities de bote pequeño que suponen una cantidad amplia de residuos, y se están sustituyendo por dispensadores de gel y champú; las bolsas higiénicas femeninas ya no son de plástico, sino de papel reciclado.

 

eventos sostenibles

Una de las prioridades en la localización de un espacio para eventos es la ubicación. Sin embargo, cada vez somos más responsables y respetuosos con la inclusión, convirtiéndola en una necesidad de primer orden.

A lo largo de tu experiencia en hoteles, ¿cómo has visto esa toma de conciencia por parte del sector, para adaptar los espacios a personas con discapacidad? Y no solo en cuestión de eliminación de barreras arquitectónicas, sino además información táctil, lengua de signos, transcripción subtitulada, etc…

En este tema no puedo aportar mucho. Es cierto que con las nuevas tecnologías, además de dar nosotros la información directamente en recepción, el cliente siempre encuentra pantallas en los ascensores con toda la información del hotel; algo que encontrarán igualmente en la pantalla de inicio de su televisión. Respecto a los grupos que acogemos, aunque a veces contratan servicios de audiovisuales, ellos mismos suelen traer todo preparado, y a día de hoy no me he encontrado grupos con necesidades especiales en este sentido.

 

Almudena, dos granadinas tomando un café mezclado con eventos y turismo, no pueden pasar por alto el hecho de que Granada se haya consolidado como destino de Turismo MICE

Palacio de Congresos de Granada

 

 

¿Dónde crees que radica la importancia o qué factores crees que han hecho que eso ocurra?

La verdad es que los hoteles y la ciudad han sabido vender muy bien los espacios de los que disponemos, así como todas las opciones de turismo. ¿Dónde más podrán los visitantes esquiar e ir a la playa con clima tropical en una diferencia de 50 minutos? ¿Conocer el monumento más visitado del territorio español? ¿Comer en una cueva mientras disfrutan de un espectáculo flamenco puro? Eso es lo que vendemos en Granada, experiencias únicas más allá del propio evento o del turismo clásico. No sólo disponemos de espacios para eventos, como el Palacio de Congresos, sino que los mismos hoteles cada vez se centran más en el turismo MICE y ellos mismos han reinventado sus propios espacios ofreciendo al cliente la comodidad de tener todo lo que necesitan en el mismo hotel.

 

¿Qué recomendarías a quienes están estudiando Turismo, justo antes de lanzarse al mercado?

Lo más importante si quieren dedicarse a esto, y a riesgo de parecer un tópico, aprender un idioma con fluidez es muy importante y algo que los jefes de departamento consideramos a la hora de elegir un candidato; ¡¡hay días que sólo hablo alemán o inglés con los clientes!! Y ganas, tener muchas ganas, ya que el turismo es un sector muy sacrificado, y si no tienes pasión por este trabajo acabas quemado.

 

Sé que eres una lectora «de libro». ¿Cuál te ha impactado más o ha cambiado tu forma de ver las cosas?

A mí me gusta mucho leer novelas, los libros especializados los cojo poco. A nivel de vida, sin duda, me quedo con «Crónica del pájaro que da cuerda al mundo», de Haruki Murakami; llegó a mis manos por casualidad en un momento muy duro de mi vida (parece mentira que diga eso con 33 años, pero la vida me ha puesto pruebas duras continuamente desde pequeña) y, aunque al principio me sentí reacia a leerlo, al final me enseñó que la oscuridad y la soledad, son necesarias para encontrar una luz al final y poder ir a por ella, a por ese objetivo que nos marcamos, a por ese sueño. También te digo una cosa, que este libro asusta nada más verlo de extenso que es, y si has leído algo de Murakami es un escritor muy denso. Si quieres algo más cortito y que también aporte enseñanzas, ahora mismo estoy leyendo las «Hojas de ruta» de Jorge Bucay, son cinco libritos cortos y con mucha sabiduría. Y el libro que yo tengo en mi mesita de noche, «Mujeres que corren con los lobos», de Clarissa Pinkola Estés, cuentos de mujeres poderosas con sus correspondientes explicaciones, para aquellas que a veces necesitamos una llamada de atención.

 

 

Ahora ya sabéis todos que Almudena y yo, compartimos algo más que la pasión por los eventos, el protocolo y el turismo. Pero estaréis de acuerdo conmigo en que esto no es pasión de prima, sino que realmente es una JASP.

Almudena, muchas gracias por este ratito que nos has dedicado, robándolo de tu tiempo de estudio. Ha sido un placer estar contigo, escucharte y sobre todo, volver a ver tu sonrisa cargada de jovialidad e ilusión por la vida. Ya sabes que aquí tienes otro rinconcito más de mi casa a tu disposición para cuando quieras volver.

De las palabras que nos ha regalado Almudena, me quedo con:

 

«ganas, tener muchas ganas, ya que el turismo es un sector muy sacrificado, y si no tienes pasión por este trabajo acabas quemado»

Almudena Benavente

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Gracias por vuestro tiempo, amigos. ¡Nos leemos pronto!

2 comentarios sobre “Café con Almudena Benavente García

  1. Magnífica entrada, una vez más y como de costumbre.
    ¡Me ha encantado y motivado tanto que me he animado a dejar un comentario esta vez!
    Espero con ganas el siguiente café, que seguro será igual de entretenido e ilustrativo. Gracias por traernos pedacitos de gente tan genial.

    1. Gracias a ti por tus palabras, Irene.
      Nos alegra mucho que te haya motivado. ¡Abrazos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *