Café con Daniel Delmás

El café de hoy lo tomamos con Daniel Delmás Martín

Daniel Delmás es Consultor de Protocolo y Eventos. Se confiesa vocacional desde que conoció la profesión en un congreso sobre protocolo al que asistió mientras estudiaba ciencias de la comunicación. Ha trabajado en el ámbito público y también en el privado, además de ejercer como freelance.  Entre otros eventos, ha desarrollado parte del lanzamiento del iWatch de Apple (2015) y ha participado en eventos para SEAT o AUDI, entre otras grandes marcas.

 

Daniel Delmás Spoilers de Protocolo

 

Doctorando en protocolo por la Universitat Jaume I de Castellón, Daniel es realmente tan divertido como lo parece, jovial, ingenioso y versátil, fruto de lo cual ha formado parte de equipos tan diferentes como de azafatos, montadores, diseño y producción de eventos, y ha sido coordinador de personal.

Se podría decir que es un «todo terreno» de los eventos y el protocolo, temas sobre los que escribe en su blog a través del cual comparte su opinión y experiencia, así como en su canal de Vimeo desde el que muestra el protocolo a través de las series de TV de actualidad.

Inmerso aún en la presentación del libro Spoilers de Protocolo (Editorial EDITORUM, 2019), del que es co-autor  junto con Maribel Gómez.

 

La propuesta de aprender protocolo mientras se ven series de televisión me resulta absolutamente diferente y divertida, y una buena forma de iniciarse en lo que es realmente el protocolo.

Daniel, ¿cómo surgió la idea de asociar el protocolo y la organización de eventos a las series?

Soy muy seriófilo, así que un día caí en la cuenta de la cantidad de ejemplos que hay en las series de TV para poder ilustrar y explicar qué es y cómo funciona el protocolo y los eventos. Busqué la forma de convertir un elemento de entretenimiento en una herramienta para aprender. La gente que veía los vídeos me decía que eran divertidos y pedagógicos. Hoy día cuentan con más de 2.500 visitas. Por lo que decidí tratar de adaptar el concepto a un formato de libro. El objetivo era claro: democratizar el protocolo y acercarlo a la gente de una forma amena y divertida. A mucha gente le gusta Juego de Tronos o The Crown, por ejemplo. El libro tenía que ofrecer la posibilidad de ver una selección de escenas que permitiera al lector dar un significado más completo a aquello que han visto.

Por ejemplo, en Juego de Tronos, en su primer capítulo de la primera temporada, hay una escena de 30 segundos con los preparativos de los responsos fúnebres de la Mano del Rey, Jon Arryn. Esa escena si no conoces el mundo de R. R. Martin, pasa desapercibida, pero tras leer el libro te das cuenta que todos y cada uno de los elementos de la misma están puestos por una razón. Esa es la magia del protocolo, hace tangible lo intangible.

Este es el vídeo que le dediqué a la escena antes de ponerla en el libro

 

 

Daniel, realmente a través de tus vídeos y esas píldoras explicativas haces que, de alguna manera, se entienda un poco mejor la profesión del organizador de eventos y protocolo. La importancia y el sentido de los espacios que elegimos para la celebración de un evento, como en este caso el Salón del Trono; el uso de los símbolos como parte del mensaje, o los ritos que forman parte de una ceremonia. La forma en la que nos comunicamos con nuestro asistente a través de la simbología del color, o la numerología y, en definitiva, la importancia de todos los elementos y disciplinas que ha de manejar un buen organizador de eventos y protocolo. Dejas muy claro que organizar un evento, acto o ceremonia, no es cuestión de juntar a unos cuantos proveedores y convocar a los asistentes en un espacio escénico.

Te doy mi enhorabuena por este bonito e interesante proyecto que culmina con la publicación de vuestro primer  libro y que espero que continúe la saga por muchas «temporadas» más, al más puro estilo Juego de Tronos.

Daniel, actualmente vives en Holanda, es de suponer que has tenido que hacer algunos esfuerzos por adaptarte a una cultura muy diferente a la nuestra.

¿Cuál dirías que es la importancia o en qué grado, del Cross Cultural en el que estamos inmersos debido a la globalización, puesto en relación directa con los eventos y el protocolo?

El factor cultural es determinante en los eventos y el protocolo. Viví en México varios meses en mi época universitaria, pero hasta que no he vivido en un país de habla no hispana, no me he dado cuenta de lo diferentes que podemos ser unos de otros. En el año y poco que llevo viviendo en Holanda me he dado cuenta de que los holandeses son gente que resulta fría y distante en sus relaciones personales, en comparación con los españoles que somos más efusivos. Son gente muy emprendedora, práctica y directa. Así como en culturas como la nuestra, somos de “dar vueltas” hasta llegar al tema, en Los Países Bajos esa forma de actuar no es correcta. Les gusta ir al grano y no perder el tiempo. Al ser un país pequeño, para ellos el fenómeno de la inmigración es algo muy natural, puesto que necesitan traer mano de obra cualificada en muchos sectores. Y eso, además, hace que, a parte del neerlandés, la mayoría de la población hable inglés. Por una cuestión de supervivencia, han necesitado hablar otro idioma además del suyo propio del que están muy orgullosos. Todos estos aspectos culturales impregnan toda la sociedad, y por lo tanto, el protocolo y los eventos que se desarrollan en país.

Actualmente existe un debate sobre la importancia de unir el colectivo a través de una Federación de Asociaciones de Protocolo en donde todas estén representadas, de cara a que exista un único interlocutor con la sociedad, las instituciones, los medios de comunicación, etc… ¿Cuál es tu opinión al respecto? ¿Cómo ves el futuro del perfil de protocolo y eventos en nuestro país?

Estoy completamente de acuerdo en que se debe de aunar a todo el sector con una sola voz con el fin de conseguir mejorar la situación por la que pasa. Es cierto que en los últimos años se ha hecho mucho, pero no es menos cierto que queda mucho por hacer y de esta unión depende que sigamos yendo en el buen camino. El problema como siempre es que, hay muchos “personalismos” que quieren enarbolar la bandera del protocolo y los eventos, y eso dificulta este tipo de iniciativas.

En lo que respecta al perfil de protocolo y eventos, considero que ha cambiado mucho en los últimos años. Si echamos un ojo a las descripciones de empleo del sector, queda claro, no solo en España, sino también en Holanda, que se busca una persona que, no solo sea capaz de diseñar y producir un evento, sino que, además, sepa comunicarlo y venderlo. De nada nos sirve organizar el mejor congreso, por ejemplo, del mundo, si no somos capaces de comunicarlo, para conseguir asistentes, o venderlo, para también conseguir personas que nos visiten o patrocinadores.

Pero, por otro lado, desgraciadamente nuestra profesión sufre de mucho intrusismo. Desde algunas organizaciones se considera que, un evento lo puede organizar cualquiera de la empresa o un cargo a dedo que no tiene capacitación para ello. Se desconoce que el evento y el protocolo son herramientas estratégicas de comunicación y que han de ser gestionadas por un profesional del sector.

Estoy totalmente de acuerdo contigo Daniel. Además, el hecho de ser una profesión transversal en la que el profesional ha de disponer de una amplia gama de capacidades y manejo de diferentes disciplinas, hace que el perfil pueda quedar un poco difuso entre otras profesiones.

Considero que la diferencia viene dada por la formación técnica y específica en todas esas materias o disciplinas para no perderse y, desde luego, aunar a todo el sector como bien apuntas, bajo un solo paraguas, con una sola voz.

En cuanto a las aptitudes o actitudes ¿qué características o habilidades crees que ha de tener el perfil del profesional de protocolo y eventos?

Lo primero y principal es ser una persona muy organizada. Si vas a crear y/o gestionar un evento necesitas ser capaz de establecer prioridades y saber qué tiene que hacerse antes (y asumir que esas prioridades van cambiando en el proceso). Pero además de eso, necesitas ser una persona muy positiva y proactiva. Siempre hay contratiempos, y un buen profesional necesita no dejarse arrastrar por el caos y la negatividad y tener una actitud positiva a la vez que de resolución de problemas/conflictos.

Por otro lado, considero que el profesional de los eventos necesita tener la habilidad de ser capaz de trabajar solo y en equipo. Un gran evento no lo organiza solo una persona, aunque para ciertas tareas trabajes solo, sino que es fruto del trabajo colectivo. Y por último, el manejo de idiomas y la capacidad de aprender. Recuerdo cuando acabé la universidad que hablar inglés era un plus, hoy en día ya no, es un mínimo para esta profesión. Y respecto a la capacidad de aprender, es imprescindible. Para mi haber realizado el trabajo de azafato o de montador de materiales en eventos, me ha hecho crecer profesionalmente. Aprender a manejar gestores de redes sociales para hacer las campañas de comunicación de los actos, o aprender a editar vídeos o WordPress, me ha permitido ser un profesional más completo. No se puede dejar de aprender en este sector.

Popularmente decimos que hay que ser monaguillo antes que fraile y, realmente pienso que es muy importante en nuestra profesión. Porque si vas a dirigir un equipo, primero has de saber bien cómo, dónde, en qué momento se produce y por qué, el trabajo de cada miembro de ese equipo, los problemas que pueden surgir en su desarrollo y la forma en que se evitan o se resuelven.

¿Cuál piensas que es la clave para un diseño de protocolo ad hoc?

Sin ninguna duda la clave en mayúsculas es ESTRATEGIA. El protocolo en la actualidad es considerado como una potente herramienta de comunicación organizacional, por lo que no se puede concebir sin este factor porque de ese modo lo reducimos a una mera decoración. Si usamos un determinado tipo de precedencias, de mesas, de orden de intervenciones, de escenografía… es porque todo ello responde a una determinada estrategia de comunicación. Un mensaje concreto que se transmite a través de la combinación de los cuatro elementos básicos de los que se componen el mensaje protocolario: espacios, personas, tiempos y símbolos.

 

Daniel Delmás

Volvamos a las series. ¿Qué escena y de qué serie dirías que es de absoluta tendencia actualmente en protocolo y eventos?

Sin duda esa es una de Designated Survivor (Superviviente designado). Es una serie magnífica que cuenta con dos temporadas, y que tras ser cancelada, la ha comprado Netflix y están preparando una tercera. Narra la historia de un hombre que, siendo uno de los cargos más bajos del gobierno de EEUU, acaba siendo presidente del país tras la muerte de todo el gobierno. Al ser un completo desconocido para toda la sociedad americana, se vale del protocolo y los eventos para crear y generar una determinada imagen que le lleve a ganarse a la clase política americana y sus conciudadanos. Durante la primera temporada se le puede ver asistiendo y creando muchos actos que son un claro reflejo de lo que el protocolo y los eventos actuales hacen: COMUNICAR.

Os recomiendo ver el 1×06 (sexto capítulo de la primera temporada), donde organiza una serie de eventos con mucho protocolo para darse a conocer entre los congresistas americanos que tienen gran influencia política en el país. Sin duda eventos estratégicos con un mensaje muy claro. ¡Protocolo en estado puro!

De tu experiencia profesional, ¿hay algún momento o proyecto en el que te hayas visto como si fueses el personaje de alguna de tus series?

La verdad que ninguno en concreto, pero cada vez que tengo un contratiempo de los que puede suponer una verdadera amenaza me suena en la cabeza la música de cualquier serie de acción, o incluso la de la película Misión Imposible. Recuerdo en el evento de Apple de lanzamiento del iWatch que la marca nos pidió un tipo y modelo de maquinaria concreto. Solo había un proveedor en toda España que nos la podía proporcionar. El mismo día del evento, tras llevar dos meses tratando con él y habiendo pedido un modelo específicamente, me pasan un mail para decirme que ha servido otro modelo diferente. En ese momento oí la música de Misión Imposible y no paró hasta que fui a comprobar que ese modelo servía para lo que necesitábamos.

Con tu permiso, me quedo con la música de Misión Imposible, que me parece ideal para esos momentos [risas]

¿Hay algún personaje de las series de televisión que te haya inspirado especialmente?

Los personajes de las series están hechos para emocionar, y aunque hay muchos que te tocan la fibra en muchas ocasiones, hay uno que me gusta en especial: Lord Altrincham. Pertenece a The Crown, de Netflix, y es un periodista que tuvo la valentía en la década de los 50 de criticar abiertamente en los medios de comunicación por primera vez en la historia a la reina de Inglaterra. Hasta ese momento nadie lo había hecho, y su crítica no iba destinada a destruir la monarquía, ya que él era un monárquico convencido, sino a poner de manifiesto que la corona debía de cambiar y adecuarse a los tiempos que corrían. Sin este personaje y la influencia que tuvo en la corona británica, esta institución hoy en día seria algo muy diferente. Y además, pone de manifiesto algo que no nos cansamos de repetir los profesionales del protocolo: es flexible. No son reglas rígidas y anticuadas, sino algo que se adapta y cambia en función de las necesidades y los tiempos.

Si pudieras traer un personaje histórico a nuestra realidad a fin de mejorar las cosas en el mundo, ¿quién sería?

Pues la verdad que a Rick Grimes de la serie The Walking Dead. Es un personaje que tiene una evolución increíble a lo largo de nueve temporadas. Vive en un mundo en el que ha ocurrido un apocalipsis zombi, pero en el que los humanos son más peligrosos que los propios muertos vivientes. Aún con esta situación, está dispuesto a hacer lo que sea necesario por crear un mundo mejor. Hace aquello que decía Darwin, “no sobrevive el más fuerte, sino el que mejor se adapta”. Rick hace exactamente eso: quiere un mundo mejor, y se adapta a las circunstancias apocalípticas con las que convive buscando el bien común. Necesitamos más gente como él en el mundo actual.

¿De qué acontecimiento histórico impregnado de protocolo te gustaría haber formado parte? (real o ficticio de las series)

Pues en este caso de cualquiera de los acontecidos en la Florencia de los Medici. Hay una serie, que lleva el nombre de esta famosa familia, que narra los acontecimientos que transcurrieron en la ciudad durante el renacimiento: la construcción de su catedral, las disputas con la familia Pazzi por el control del poder de la ciudad… Me parece una época apasionante y llena de grandes artistas de la historia del arte que me hubiera gustado vivir y disfrutar. Una serie de dos temporadas que, sin duda, a los amantes del protocolo les gustará.

Daniel, ya sabemos las series que tenemos que ver para conocer más de protocolo, pero ¿qué libro nos recomendarías o cuál tienes ahora mismo en tu mesita de noche?

Pues desde el pasado mes de septiembre que empecé con los estudios de doctorado, y la edición del libro de Spoilers de Protocolo, no he tenido mucho tiempo de leer nada. Pero si me gustaría recomendar un libro que leí el pasado verano y que me cautivó y me descubrió parte de la historia común de España-Reino Unido: la princesa fiel. La autora es la británica Philippa Gregory y narra la historia de Catalina de Aragón. La hija de los Reyes Católicos que fue mandada muy joven a Inglaterra para casarse con el heredero al trono. Un libro, del que por cierto, el próximo mes de mayo, el canal Starz, estrena una serie basado en él para contar su historia. Os recomiendo estar muy pendientes.

 

 

Estaremos pendientes del estreno de La princesa fiel y más aún de tu canal vimeo, porque tratándose de Catalina de Aragón en Inglaterra, ya sabemos que dará para muchos Spoilers de Protocolo.

Daniel, muchas gracias por este café, ha sido un auténtico placer. Considera este rinconcito cafetero como tu casa para cuando quieras volver. Os deseo toda la suerte del mundo y muchos éxitos que bien merece vuestro libro y que sin duda, se producirán.

Una charla interesante y amena. Un café diferente con un gran profesional, ingenioso y divertido. Una forma distinta de enfocar el aprendizaje del apasionante mundo del protocolo.

 

Hasta aquí este café, amigos. Un expreso cortaito -como dicen en mi tierra-, muy intenso en sabor y contenido, pero cortado con un poquito de alegría diferente.

De todas las cuestiones interesantes que Daniel nos ha contado me quedo sin duda con esta frase a modo de titular:

 

«Esa es la magia del protocolo, hace tangible lo intangible.» Daniel Delmás

 

Esperamos que os haya gustado el café de hoy y que comentéis vuestras impresiones o cualquier cosa que queráis compartir.

Muchas gracias por vuestro tiempo, amigos. ¡Nos leemos pronto!

¡Suscríbete al blog para no perderte los próximos cafés!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *