Un monstruo viene a verme a la Gala de los Goya

Tengo algo que contarte ¡Hemos estado en la Gala de los Premios Goya 2017!

Formar parte del equipo de Protocolo del Instituto Superior de Comunicación y Eventos y del International School of Event Management & Communication por unos días, ha sido realmente grande. Y me traigo conmigo algunas reflexiones, ¿las quieres leer? 3 minutos y te las cuento:

1º EL PROTOCOLO:

Ni más ni menos que el monstruo que vino a vernos. La RAE, en su tercera acepción dice de la palabra monstruo: “cosa excesivamente grande o extraordinaria en cualquier línea”, sin duda está hablando del monstruo del Protocolo en la Gala de los Goya 2017

Un mostruo organizativo que ha movido alrededor de 5.000 personas en una Ceremonia como la que pudimos disfrutar el pasado sábado. Quizá estés pensando: ¿el protocolo? ¿Eso no es lo del besamanos del Rey Felipe? Sí, pero no… sigue leyendo, te lo cuento rapidito.
El Protocolo se encargó de secuenciar todo cuanto ocurría a su debido tiempo y en todos los espacios escénicos utilizados, exceptuando lo que ocurría en el propio escenario de la Gala. Con el agravante de ser un evento televisado en directo, lo cual supone no cometer errores y actuar con celeridad. Un auditorio con un aforo de casi 3.000 personas repleto; pero además, un equipo de 600 personas trabajando para la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas. En un Hotel como el Marriot Madrid, que aloja a 3.500 huéspedes; y como no podía ser de otra forma, estaban también todos aquellos incondicionales de sus correspondientes ídolos, por aquí y por allá, a la caza y captura de un selfie, como está mandado.

Escenografía Gala Goya 2017

El equipo de Protocolo se encargó de recibir y acompañar a las autoridades; sí, eso ya lo imaginabas… lo que no imaginabas es que también estuvo coordinando cada movimiento de cada equipo para que todo confluyese en el lugar adecuado con fluidez. Se encargó de atender y acompañar en cada uno de los espacios que intervenían, a todas las celebrities, a sus representantes, a sus acompañantes y a los entregadores de premios; pero no como el que acompaña de un lugar a otro porque sí… sino con la escaleta en mano y cumpliendo horarios al minuto; eso sí, con la templanza y amabilidad que le caracteriza a este monstruo, el Protocolo.
Allí estuvo acreditando a esos casi 3.000 -que ya que hablamos de cine, te diré que no es lo mismo que “Casi 300” porque hay unos pocos más…-. Estuvo en el control de seguridad de accesos, también prestó su apoyo logístico, tanto a los miembros de la Academia en sus funciones, como al equipo de Comunicación; anduvo resolviendo las incidencias que se produjeron, se encargó de esa tarea digna de algún maestro fijo en la plantilla del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería de Harry Potter, y me refiero al sitting, esa tarea en donde hay que sentar a cada persona en su butaca correspondiente y de los casi 3.000 entran al auditorio a la misma vez casi 2.500

¡¡Menudo monstruo el Protocolo!!

2º LA SEGURIDAD

Es de vital importancia en cualquier evento, tenga la envergadura que tenga; pero mucho más aún cuando hay que “mover” a tantas personas. Los miembros del equipo recibimos una formación intensiva de Prevención de Riesgos Laborales en base a la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales; pero también en base al Plan de Emergencias del propio Hotel donde se celebró la Gala. Conocer los riesgos para prevenirlos y conocer las emergencias para poder actuar de forma resolutiva en caso necesario, no es cosa de broma.

 

Accesos “alfombra roja”

Y hablamos también de otro tipo de seguridad, la que garantiza la propia de las celebrities, autoridades, políticos… porque imagina lo que puede ocurrir si entre tantas personas se pasa por alto un espontáneo de esos que nos pueden dar un buen susto o algo peor. Confieso que en ese momento de la tarde en que entraron los miembros de la Policía Nacional con los perros y recorrieron los espacios, fue un poco de cine; impresiona pero se agradece. Por supuesto, no faltaba el equipo de Protección Civil, un facultativo y varios enfermeros con todo el “aparataje” propio que garantiza una acción rápida en caso de algún accidente o problema de salud.

3º LA TELEVISIÓN Y EL OPERATIVO DE PRENSA

Un evento tan mediático mueve a muchos medios de comunicación; el paseíto obligado por la alfombra roja que tanto nos gusta ver, las ruedas de prensa y diferentes comparecencias, el posado en el photocall de todos los nominados, mucho más aún el posterior posado con los ganadores, Goya en mano… Eso supone que hay que tener muy en cuenta las necesidades de ese enorme equipo de profesionales de la Comunicación, el Pool de Prensa para los medios gráficos, un lugar adecuado para que pueda realizar su trabajo la prensa literaria y todo cuanto puedan necesitar para “ayer”, que esto es en directo!! ¿Sabes ese momento en que ves por televisión un primer plano de Penélope Cruz?, pues imagina qué ocurre si la sentamos en una butaca que no es la suya, porque la cámara de televisión que hace ese plano está previamente robotizada para agilizar la tarea del operador de cámara. Esa responsabilidad era del monstruo, que si se llega a equivocar de butaca la hubiese “liado parda”. Ese equipo sudó un ratito…

 

Pool de Prensa

 

No me gusta demasiado escribir un post del tipo “cine épico”, así que voy a parar aquí, pero te aseguro que el tema da para mucho más.
Tan solo decirte que, en adelante, cuando oigas hablar del Protocolo, pienses en ese monstruo organizativo que viene a vernos cada vez que celebramos cualquier evento, sea este del ámbito y envergadura que sea.
Mi agradecimiento a ISCE-ISPE e ISEMCO por la oportunidad brindada para poder colaborar en este evento.

Y mi enhorabuena a todos los ganadores y nominados del Cine español y, de forma muy especial a esa niña nacida en Madrid, a la que le gustaba cantar, luego se hizo actriz y por fin ganó el Goya de Honor, porque me encanta Ana Belén, “será que tengo alma de bolero”

Imagen extraída de la Revista Vanity Fair

2 comentarios sobre “Un monstruo viene a verme a la Gala de los Goya

    1. Realmente fue impresionante estar al otro lado y poder participar de un gran evento. Gracias, Capilla. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *