Wedding Planner: gasto, inversión o lujo

Hoy queremos hablar sobre el trabajo que hacen los profesionales organizadores de bodas y si realmente es un servicio al alcance de todos los bolsillos, o solo de unos pocos privilegiados.

Nos referiremos a ese profesional wedding planner en femenino, y que nos disculpen los hombres que se dedican a esta preciosa profesión (que haberlos haylos),  pues no es nuestro ánimo el querer excluir a nadie, pero es que la inmensa mayoría de quienes lo ejercen, son mujeres.

¿La wedding planner es un gasto, una inversión o un lujo?

Desde que pones fecha a tu enlace ya estás acumulando gastos: vestido de novia, traje del novio, catering, espacio de celebración, músicos, obsequios para invitados, invitaciones, flores… y un gasto realmente grande y que normalmente no medimos en euros, es tu tiempo; todo ese tiempo que inviertes en gestionar cada detalle de tu boda; y en tu salud, pues lo normal es que te vaya creando un estrés que va in crescendo en relación al tiempo que va quedando para el día del enlace.

Una wedding planner te va a ayudar a diseñar ese día tal y como más os gusta,  de la forma más acorde a vuestra personalidad, teniendo en cuenta que acompaña a la pareja en todos los preparativos desde el minuto uno y se encarga de todo cuanto ocurre y los tiempos en los que sucede cada cosa el día del enlace.

Existen dos formas de cobrar los honorarios por parte de las profesionales: comisión de agencia (la wedding planner negocia un incentivo con los proveedores por proporcionarles un cliente) o cobrando un precio determinado en base a un presupuesto aprobado por los novios.

¿Cuánto cuesta una wedding planner?

Si contratáis a una profesional que se encargue del evento de forma íntegra, puede variar entre unos 1.500€ o 1700€, y puede llegar hasta los 6.000€ que pueden cobrar agencias con una trayectoria y prestigio basado en el lujo. El precio es como el de tu vestido de novia, que varía en función de lo que elijas, la calidad, el diseño, las marcas, etc… pero no por elegir lo más caro, te aseguras lo mejor, así que lo propio es que valores todos los factores y pidas varios presupuestos antes de decidirte. Hay un factor que creemos decisivo, y es que os sintáis lo más cómodos posible con la persona que va a representaros en todas las gestiones, que podáis tener ese feeling necesario e imprescindible que hay que sentir cuando estás poniendo en manos de otra persona cosas tan personales y está en juego el resultado del día más feliz de vuestra vida.

Si tenemos en cuenta nuestros horarios de trabajo que todos tenemos y responsabilidades a las que debemos hacer frente cada día, consideramos que la wedding planner es una inversión y no un gasto; porque contar con ella te asegura que todo funcione tal y como estaba previsto, sin tener que andar de aquí para allá reuniéndote con cada proveedor para acordar detalles y colgada al teléfono con problemas de última hora que te crisparán los nervios.

Cualquier fallo el día de la boda puede echar por alto todos vuestros esfuerzos e ilusiones de muchos meses planificándolo todo y, ese día, no hay vuelta atrás, lo que ocurra será lo que marcará la diferencia entre disfrutar del día más feliz de vuestra vida o pasarlo ansiosos y estresados pendientes de que todo funcione.

 

Cuando celebras tu cumpleaños en casa con un número reducido de personas, amigos y familiares, el objetivo es juntar a toda esa gente que te quiere para celebrar la vida. Tu preparas la mesa, decoras tu casa, haces un ambiente agradable para tus invitados y ellos vienen dispuestos a mostrarte su cariño y ofrecerte un regalito como muestra.

Así, ¡¡todo el mundo a pasarlo bien!!

¿Por qué una boda ha de ser diferente?

¿Por qué la inmensa mayoría de las parejas (especialmente las novias), al día siguiente dicen no recordar apenas nada y tenerlo todo como “en una nube”? ¿Acaso no deberíamos de darle prioridad máxima al hecho de poder vivir intensamente ese día tan importante en nuestras vidas? ¿Por qué invertir tanto tiempo y dinero en preparar una fiesta de la que apenas te vas a enterar debido a esa sensación de estar “en un sueño”?

 

Las bodas se han convertido en verdaderos eventos con la máxima importancia, cada vez más, las parejas quieren hacer algo que realmente les represente y puedan compartir su compromiso de vida con toda su gente querida. Han pasado de ser un evento de “sota, caballo y rey” con aquellas invitaciones en que podías elegir entre dos tipos (la divertida o la clásica), con aquellos vestidos de novia que a veces elegía otra persona por ti, con aquel restaurante de mesa y mantel con menú estrictamente marcado para todos igual o con el típico salón montado en mesas redondas y al frente la mesa rectangular de los novios y padrinos. Las bodas han evolucionado hacia lo que realmente le gusta a cada pareja, lo que realmente les apetece, lo que realmente les hace felices y desean, sin tener que ajustarse a un único estilo, sin mesas marcadas en las que apenas tienes opción a cambio… han pasado de celebrarse en los cuatro restaurantes especializados en bodas de tu ciudad, a celebrarse en lugares que significan algo para la pareja, auténticos escenarios de sus emociones donde se narrarán sus recuerdos; han pasado de ser solo la ceremonia de enlace, a diseñarse bajo un prisma divertido y de disfrute que responde a una temática… en definitiva, han pasado de ser un simple acto social más, a ser un gran evento lleno de emoción y de vivencias, ya sea una boda civil o religiosa.

¿Por qué todo eso para luego no disfrutarlo de forma relajada, plena y consciente?

 

Creemos que la wedding planner es una inversión en emociones, en salud, en recuerdos y en felicidad, tanto de los novios, como de tus seres queridos. Y ya lo dice nuestro autor favorito: “Viniste al mundo a ser feliz, no te distraigas” Juanma Quelle en Territorio Felicidad -Alienta Editorial

 

Así que sí, no lo dudes ¡¡Pon una Wedding Planner en tu vida!! ¡¡Invierte en felicidad!!

Gracias por tu tiempo, nos “leemos” pronto.

Puedes contactar con nosotros a través del formulario o bien mediante el teléfono de contacto. Estaremos encantados de poder ayudaros para cualquier cuestión que necesitéis.

2 comentarios sobre “Wedding Planner: gasto, inversión o lujo

  1. No puedo más q felicitarte de nuevo Natalia por tu artículo, no sólo por cómo lo escribes, si no porque una vez más, has descrito el evento como lo q verdaderamente tiene q ser ese día tan especial y por ese orden, primero la pareja, segundo la familia y tercero los amigos. Yo siempre digo q si tu estas feliz y disfrutas y resto está todo hecho. ERES BUENA NO, LO SIGUIENTE

    1. Muchas gracias por tus palabras, Capi. Nos encanta tener lectoras tan activas como tú y, especialmente, que te interese el maravilloso mundo de los eventos emocionales. Creemos que todas nuestras acciones han de estar impregnadas de la emoción que nos provoca cada momento. ¡¡Haz un bonito día lleno de color e ilusión!! Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *